Poca atención les prestamos para el papel tan importante que cumplen. Las encías son las encargadas de proteger los dientes y el tejido óseo de agentes infecciosos y requieren ciertos cuidados para mantener su salud. Su color normal es el rosa (aunque puede variar dependiendo del tono de piel de la persona) y cuando este cambia, puede estar avisándonos de que algo no está yendo del todo bien con nuestra salud. Hoy vamos a enseñarte a analizar su aspecto para que puedas detectar a tiempo cualquier problema. Sigue leyendo.

¿Qué cosas revela la apariencia de nuestras encías?

Encías blanquecinas. Un tono pálido o blanquecino de las encías puede estar indicando una enfermedad periodontal, generalmente gingivitis y en sus inicios. Por otra parte, cuando lo que se observan son pequeñas manchas de color blanco, la causa puede estar en una úlcera bucal o en problema de candidiasis oral. Por último, cuando, además del tono blanco existen otros síntomas como lengua hinchada y suave, puedes que lo que nos esté intentando transmitir nuestra boca es que estamos sufriendo anemia.

Encías rojas y brillantes. Cuando las encías se ven rojas, pero también inflamadas e irritadas (a veces incluso sangran) es muy probable que la causa se debe a una enfermedad gingival, a menudo en un estado más avanzado que en el caso anterior (periodontitis). Mucho ojo con esto: es importante que ante estos síntomas acudamos al odontólogo sin demora, ya que, de lo contrario, podríamos sufrir consecuencias nada deseables como la pérdida de piezas dentales.

Encías ennegrecidas. Aunque se trata de un síntoma muy común entre fumadores (debido al aumento de secreción de melanina y la acumulación de sustancias tóxicas que ocasiona el tabaco), en otras ocasiones, el motivo puede estar en consumo de determinados medicamentos, como es el caso de los antidepresivos o algunos anticonceptivos. En cualquier caso, si observamos que nuestras encías han tomado un color negruzco, deberemos acudir al odontólogo para que pueda examinarnos exhaustivamente.

Encías moradas. Las encías moradas pueden ser síntoma también de una enfermedad periodontal (gingivitis o periodontitis). Pero no es esta la única causa. Una carencia de vitaminas y minerales o determinados cambios hormonales pueden encontrarse detrás de este signo. Además, algunos productos de higiene bucal o el hecho de llevar ortodoncia pueden hacer que el color de nuestras encías adquiera un cierto tono púrpura.

Las enfermedades que afectan a esta parte de nuestra boca son varias y todas pueden acarrear consecuencias nada deseables. La mejor forma de prevenirlas es, además de manteniendo una correcta higiene dental, asistiendo al dentista de forma periódica.

Si estás experimentando algún problema con tus encías o cualquier otra complicación bucodental, en Clínica Dental Cubdens podemos ayudarte. No dudes en pedir cita e informarte sin compromiso. Nuestro equipo de profesionales te atenderá en la clínica dental en Les Corts o en la clínica dental en Nou Barris.

 

Valora este artículo