Con el término bruxismo se denomina al hábito mediante al cual algunas personas, de forma involuntaria e inconsciente, rechinan o aprietan los dientes (la mayoría de ellas mientras duermen). Se trata de un trastorno muy común que afecta al 30 % de la población y que a menudo guarda relación con un problema de ansiedad y estrés.

El bruxismo puede provocar dolores de cabeza, de oído o incluso de garganta, y a menudo genera malestar en la musculatura del cuello y los hombros. Además, el bruxismo también puede provocar sensibilidad dental y, en el peor de los escenarios, puede ser responsable de una fractura en un diente.

Qué hacer cuando se rompe un diente

Si se te ha roto un diente y te has dado cuenta, debes actuar de inmediato. Busca el trozo fracturado (es posible que pudieran recolocártelo) y cógelo por la corona (la parte blanca y visible), evitando tocar la parte de la raíz.

Si se ha caído al suelo y está sucio, puedes sostenerlo bajo el grifo de agua durante unos segundos para, posteriormente, sumergirlo en un vaso con suero fisiológico o leche. Si no tienes acceso en ese momento a ninguno de estos dos productos, bajo ningún concepto lo sumerjas en agua: póntelo en la mejilla o bajo la lengua (con mucho cuidado de no tragártelo). Lo siguiente que debes hacer es acudir de urgencias a un centro dental donde puedan atenderte en el acto. Ten en cuenta que cuanto más tiempo pase, más difícil será salvar el propio diente roto y más complicada será la intervención.

Por supuesto, ni te preocupes en buscar un pegamento para dientes. Arreglar un diente roto es trabajo de un odontólogo.

Cómo saber si tienes un diente roto

A veces, una fractura dental por bruxismo puede no resultar tan evidente o aparatosa. Existen ocasiones en las que puede que un diente esté fisurado o roto parcialmente y que la persona no se haya percatado de ello. Si padeces bruxismo, es importante que tengas esto en cuenta y te preocupes de identificar posibles lesiones en tus dientes. Para descubrir si existe fractura en un diente, debes tener en cuenta las siguientes consideraciones:

  • Sientes un ligero dolor al morder que desaparece rápidamente.
  • No te duele todo el tiempo, pero sientes un dolor en uno de tus dientes que viene y va.
  • Te duele especialmente al comer o beber, sobre todo cuando se trata de alimentos muy fríos o muy calientes. A veces, son los alimentos dulces, ácidos o pegajosos los que te provocan dolor en una determinada área.

Descubre más sobre el tratamiento del bruxismo

Ver Tratamiento Bruxismo
Ver Tratamiento Bruxismo

Cómo se trata el bruxismo

Para prevenir las fracturas dentales provocadas por el bruxismo, resulta necesario acudir al odontólogo que tomará las medidas necesarias para diseñar una férula de descarga personalizada. Hechas con un material acrílico, las férulas de descarga protegen los dientes y los tejidos blandos de la boca y son muy útiles en la prevención de fracturas dentales.

Una vez que se tiene la férula es necesario acudir cada cierto tiempo al odontólogo para que realice revisiones y vigile si la férula sigue cumpliendo su función.

Además, cuando existe un problema de bruxismo, es importante tomar medidas para rebajar la ansiedad y el estrés, que en muchas ocasiones se esconden tras este problema dental.

DESCUBRE NUESTRO TRATAMIENTO DE BRUXISMO

DESCUBRE LAS OPINIONES DE NUESTROS PACIENTES

Si sufres un problema de bruxismo o uno de tus dientes se ha roto debido a este trastorno, debes saber que Clínica Cubdens en Barcelona podemos ayudarte. Nuestro equipo de profesionales te atenderá en la clínica dental de Francesc Macià o Via Julia. No dudes en pedirnos cita o contactarnos sin compromiso.