Hemos regresado, al final podremos dar fin al blog que comenzamos el mes pasado sobre el azúcar y los alimentos, vamos por ello.

El efecto de los azúcares en nuestros dientes

¿Cuántas veces les han dicho a sus hijos que si come dulces dañará sus dientes y desarrollará caries? Bueno esto no es cosa de tontos, ya que el consumo habitual de azúcar acompañado de una incorrecta higiene bucodental son los factores principales de riesgo.

Sorprendentemente, el azúcar no es la principal causa de las caries. Lo que provoca caries es el ácido, no el azúcar, debido a que las bacterias presentes en la placa (esta es una película de bacterias que recubre sus dientes y encías. Se desarrolla constantemente y la elimina cuando se cepilla los dientes) convierten los azúcares en ácidos que, si se mantienen en la boca por periodos largos y frecuentes, provocan que el esmalte dental vaya perdiendo minerales y se debilite hasta provocar la destrucción de los tejidos de los dientes.

¿Cómo podemos solucionarlo? 

Ahora preguntas frecuentes serian ¿Qué debo hacer para evitar que el azúcar dañe mis dientes o los de mis seres queridos? ¿Debo dejar de comer dulces para siempre?

No, para nada. La primera defensa es prestar atención a la cantidad de tiempo que sus dientes están expuestos al azúcar. Pasarse 10 minutos comiendo un trozo de torta es mucho mejor para nuestros dientes que sorber una bebida azucarada durante tres horas.

También debe prestar atención a las cosas que ingerimos, ya que la gran mayoría contienen azúcares agregados. Las pautas alimentarias apoyan a limitar este tipo de alimentos; los refrescos son una de las mayores fuentes de azúcar agregado en las dietas, son más ingeridos que cualquier otra bebida, ¡incluso agua, café, leche y cerveza! Según estadísticas. Esto se traduce en grandes cantidad de azúcar que entran en contacto con sus dientes.

Si le gustan los chuches, naturalmente sus dientes estarán expuestos al ácido con más frecuencia. Intente limitarlos lo más posible. Elija alimentos saludables sin azúcar agregada y reduzca el consumo de bebidas azucaradas entre las comidas, tome agua en lugar de ello. Las mejores elecciones de alimentos para su salud general también son buenas para su salud dental. Estos incluyen vegetales y frutas crujientes, por ejemplo brócoli, zanahoria, pepino, manzana y pera entre otros que tienen un alto contenido de agua y un bajo contenido de azúcar. También estimulan el flujo de saliva, lo que ayuda a eliminar los restos de comida y amortiguar los efectos del ácido. Otros alimentos con bajo contenido de azúcar que son buenos para sus dientes son las carnes, los quesos y los frutos secos.

Lo que debes evitar son todas las golosinas, galletas dulces, tortas, muffins, patatas fritas, caramelos masticables y otros alimentos que contiene azúcar. Las bebidas que debes evitar son todos los refrescos, jugos de fruta y bebidas azucaradas. Estos tienen un alto contenido de azúcar, que alimenta a las bacterias que provocan caries.

Pero todo esto no servirá de mucho si no mantenemos una higiene dental adecuada para que la placa bacteriana esté bajo control. Esto ayudará a reducir la cantidad de ácido que se produce cuando come y reducirá los efectos del azúcar en los dientes. Cepíllese los dientes dos veces al día, use hilo dental una vez al día y hágase limpiezas dentales regularmente para eliminar el exceso de placa.

Quizás no podemos evitar todas las caries, pero podemos reducir las posibilidades mediante el cuidado oral apropiado y pequeños cambios en la dieta.

Llegamos al fin

Así que recuerde, es necesario reducir su consumo de azúcar, junto con la cantidad de tiempo que los dientes están expuestos a este y realizarse limpiezas regulares. Su sonrisa se lo agradecerá y usted y los suyos podrán satisfacer sus ansias de comer dulces sin dañar demasiado el esmalte de sus dientes.

Ven a Clínica Dental Cubdens y continúa mostrando una sonrisa radiante siempre.

DESCUBRE LAS OPINIONES DE NUESTROS PACIENTES