Los enjuagues bucales o colutorios son líquidos que podemos utilizar para hacer enjuagues como complemento para la higiene bucodental.

Es importante recalcar que el colutorio no debe usarse como sustituto del cepillado dental, ya que no cumplen la misma función. Mientras que el enjuague bucal disminuye la cantidad de bacterias presentes en la boca, el cepillado dental remueve mecánicamente los depósitos de alimento de la superficie de los dientes, así como partículas adheridas a la lengua.

Estos enjuagues bucales son habitualmente soluciones hidro alcohólicas, aunque existen también muchos colutorios que no llevan alcohol, siendo menos agresivos para las encías y por lo tanto son más aconsejables para su uso. Es también más recomendable, que si van a usarse durante tiempos prolongados, que no contengan clorhexidina ya este puede producir tinciones en los dientes.

 

Dato importante:

-Los que tienen alcohol deben ser diluidos con agua ya que podrían lesionar las mucosas.

-Los más utilizados no contienen alcohol, se pueden utilizar sin diluir y diariamente después del cepillado.

 

Entre los principios activos suelen estar:

-el flúor. Que ayuda a prevenir las caries dentales, aparte de otorga tres beneficios a los dientes: aumenta la resistencia del esmalte, es antibacteriano y permite remineralizar la capa del esmalte.

-hexetidina, el cual sirve para la halitosis y afecciones como gingivitis, estomatitis, periodontitis o aftas.

-el cloruro de cetilpiridinio CPC, lo cual es un antiséptico que elimina bacterias y otros microorganismos y sirve como prevención de la placa dental, reducción de la gingivitis y halitosis.

-el triclosán (sustituto de la clorhexidina), que es un agente antibacteriano y fungicida

-o clorhexidina tiene mayor efectividad frente a la placa bacteriana pero suele indicarse en tratamientos cortos, tras extracciones dentales, cirugías, etc.

 

Uso más común de los enjuagues bucales:

-función antiséptica (CPC y la clorhexidina) para tratamiento o mantenimiento periodontal (gingivitis y periodontitis), uso previo en intervenciones orales, y durante el proceso de cicatrización. Se indica en diferentes concentraciones en dependencia del caso.

-como inhibidor de placa bacteriana (triclosán) y el cloruro de zinc que reduce el sangrado.

-Algunos colutorios contienen xilitol para proteger el esmalte dental. Estos además favorecen la secreción de saliva y se utilizan cuando hay síntomas de sequedad bucal.

-La clorhexidina a baja concentración y combinada con el CPC se usa contra la halitosis.

-Otros enjuagues dentales funcionan como complemento a los blanqueamientos dentales hechos por el dentista buscando prolongar el efecto.

-Colutorios para la sensibilidad dental, con principio activo a base de nitrato potásico, que inhibe la transmisión de los estímulos externos a las terminaciones nerviosas y que, además, lleva provitamina b5, regeneradora de la encía, y alantoína, que protege la mucosa oral actuando como antiirritante.

 

Hasta aquí por hoy

Como hemos podido observar los enjugues bucales tiene varias funciones de respaldo para que luego de utilizar la seda dental y el cepillo, el cuidado de tus dientes sea impecable, pero también podrá depender el tipo de enjuague que necesites en casos particulares, así que no olvides pasar por tu dentistas para realizar una consulta, y ¿Por qué no? Si te encuentras por Barcelona pásate por Clínica dental Cubdens donde junto lograremos que tu sonrisa sea su mejor versión.