Si has notado que tienes un diente que se mueve o que está un poco suelto, no debes dejarlo pasar. Es muy probable que sufras periodontitis, es decir, un problema de encías. Acudir al dentista de forma temprana puede ayudar a salvar tu diente y a evitar que el mal se propague a otras partes de la boca.

Muchas veces, por culpa de la proliferación de bacterias, las encías y los tejidos de soporte del diente se ven afectadas y pueden llegar a enfermar. Esto suele ocurrir por una mala higiene dental, aunque también es un factor importante la predisposición genética.

La periodontitis puede soltar tus dientes

Cuando la placa bacteriana se va acumulando en la base de los dientes es frecuente que termine afectando al conjunto de la boca. Si notas las encías inflamadas y los dientes sueltos, seguramente estés empezando a desarrollar este problema.

Notar que se mueve un diente no es una sensación nada agradable. Las personas suelen vivir esta situación con angustia y, muchas veces, tienden a pensar que la caída de dientes es inevitable y no tiene solución. Por ello, evitan ir al dentista y se conforman con ocultar su problema.

Sin embargo, la periodontitis, así como la gingivitis, tienen solución siempre que se cojan a tiempo. Es más, si no actuamos con celeridad, puede propagarse por todas las encías y hacer que se pierdan todos los dientes.

Causas de que se muevan los dientes

 La mayoría de las veces, la causa de que se muevan los dientes es un problema de encías, aunque también puede deberse a otros factores. Los motivos principales de que se suelten los dientes y se muevan son los siguientes:

  • Enfermedades periodontales: gingivitis y periodontitis (piorrea).
  • Traumatismos que afecten al soporte dental.
  • Caries en estado avanzado.

Es importante acudir al dentista en cuanto notemos los primeros síntomas de que se nos mueve un diente. Averiguar la causa y empezar el tratamiento será fundamental para salvar la dentadura.

¿Qué puedo hacer si se me mueve un diente?

Como comentábamos, lo principal es llamar al odontólogo para valorar la situación y ver qué soluciones nos puede aportar. Aunque la situación pueda generar angustia y deseemos comprobar el estado del diente continuamente, se recomienda no moverlo ni estar tocándolo para no agravar el problema.

Dependiendo de la causa, te podremos ofrecer distintas soluciones.

Golpe en el diente

Si se te mueve un diente por culpa de un golpe, el dentista deberá sacar una radiografía para poder observar el estado de la raíz. Si esta no ha sido dañada, es posible que con reposo se recupere.

Sin embargo, si el soporte del diente se ha visto afectado, será necesario realizar una extracción antes de que se pueda infectar la zona. Tras la extracción, la mejor solución para reponer la pieza perdida son los implantes dentales. Si es tu caso, te informaremos llegado el momento sobre qué implante es el más adecuado en tu caso.

Enfermedad de las encías: gingivitis o periodontitis

Si la causa de los dientes sueltos es una enfermedad de las encías deberás iniciar de inmediato un tratamiento periodontal. Dependiendo del avance de la piorrea, nos decantaremos por técnicas quirúrgicas o no.

En primer lugar, siempre se procederá a reestablecer una correcta higiene bucodental. A partir de ahí, valoraremos si es necesario regenerar hueso, alargar corona dental u otro tratamiento relacionado.

Caries en estado avanzado

Una caries no tratada sigue evolucionando sin control. Cuando la infección alcanza la pulpa del diente, además del dolor puede llegar a reblandecer la encía y hacer que el diente se suelte. En estos casos se valorará la posibilidad de un tratamiento de conductos para sanar el diente o bien una extracción y un implante dental.

La mayoría de las veces, las enfermedades periodontales tienen solución. No lo dejes y consúltanos. Llama a Cubdens y te daremos cita para asesorarte sobre la mejor solución para tu problema.

DESCUBRE NUESTROS TRATAMIENTOS DE PERIODONCIA