Odontología Conservadora

//Odontología Conservadora en Barcelona
Odontología Conservadora en Barcelona 2018-04-09T07:01:18+00:00

Odontología Conservadora en clínica Cubdens en Barcelona

¿Qué es la odontología conservadora?

La odontología conservadora permite tratar las caries en todas sus fases del tratamiento, desde la eliminación del tejido infectado y en la posterior reconstrucción del tejido perdido.

¿Qué es la caries dental?

La caries dental es una enfermedad causada por varios factores que hacen aumentar la acidez en la boca y provocan la desmineralización y pérdida de calcio del esmalte. De esta manera, se acaban produciendo unos agujeros en los dientes que son las lesiones conocidas como caries. Algunas personas son más propensas a las caries, por lo que se consideran pacientes de alto riesgo, mientras otras son consideradas pacientes de riesgo bajo o moderado. Este riesgo se puede controlar o reducir. Mediante el tratamiento adecuado a un paciente con riesgo alto de sufrir caries puede pasar a ser considerado de riesgo bajo.

En clínica Cubdens ofrecemos distintas técnicas de odontología conservadora:

Odontología restauradora

Los tratamientos de odontología restauradora tienen como objetivo garantizar la máxima cantidad de tejidos naturales posibles.

Este tipo de odontología consiste en la restauración de las piezas afectadas por caries, alteraciones del desarrollo, desgastes, fracturas, etc. Mediante materiales restauradores en clínica, generalmente composites, tras la limpieza y modificación de las superficies dentales alteradas, son las llamadas obturaciones o empastes.

Con los composites actuales podemos cambiar la sonrisa del paciente modificando color, forma y tamaño de sus dientes en una única sesión en el gabinete dental gracias a lo que se conoce como carillas de composite.

Endodoncia

Consiste en el tratamiento de los conductos radiculares por los que corren nervios y vasos sanguíneos, los cuales han sido afectados por la caries u otra patología, y su posterior obturación, en un intento de conservar la pieza dental dañada y evitar su extracción.

Cuando la caries afecta el nervio, este se infecta y requiere su extirpación o endodoncia. Esta es la única opción que hay para conservar el diente y de preservar su función una vez la pulpa (nervio) ha sido afectada.

Durante el tratamiento de endodoncia se elimina el tejido nervioso infectado, se preparan los conductos y se llenan de material que garantice un sellado eficiente.

Para realizar los tratamientos endodónticos es imprescindible conocer la anatomía, tanto de la cavidad pulpar como de los conductos radiculares